Selección peruana: la hora de las evaluaciones después de Rusia

2 semanas ago
15 Views

Se acabó el Mundial para Perú. Y en el mismo instante del pito final del partido contra Australia empezó un largo camino que debe terminar en Qatar 2022. ¿Qué hicimos bien y qué debemos corregir? Responden Jerónimo Pimentel, Katya Adaui, Gino Di Dudas y Renato Cisneros

 

¿Quién fue el jugador sorpresa de Perú en el Mundial? ¿Quién decepcionó? ¿Debemos celebrar no haber ganado y haber jugado de tú a tú con Dinamarca y Francia? ¿Fue beneficiosa la vuelta de Guerrero o más bien, un problema? ¿Debió ser titular con Dinamarca? ¿Fue un acierto la titularidad de Advíncula? ¿Cómo extender esta alegría -esta autoestima- más allá de un partido de fútbol? ¿Por qué no nos gusta el VAR? ¿Cristiano o Messi? ¿Se queda Gareca? ¿Oblitas se va? Todas esas respuestas, en este especial de Somos.

1. ¿Cuál fue la sorpresa de Perú en el Mundial y cuál fue la decepción?

Jerónimo Pimentel
Periodista

​El mejor de Perú fue Carrillo, por lejos. La sorpresa, Aquino. Los que subieron sus fichas, Advíncula y Santamaría. No diría decepción, pero creo que ni Flores ni Yotún tuvieron un buen torneo.

Katya Adaui
Periodista

Que Contigo Perú se haya convertido en el nuevo himno nacional. Enterarnos de que Edison Flores había criticado discriminación y el racismo en nuestro país. En cuanto al juego, el altísimo rendimiento de Carrillo y Advíncula, par de ases, arriesgaban todo, no se rendían. Tenían rabia y ganas de revancha. Y Gallese, combativo, el mejor portero peruano en décadas. La decepción: los acosadores que se aprovecharon del lenguaje para humillar mujeres.

Renato Cisneros
Periodista

El aplomo de Pedro Aquino y Anderson Santamaría. La sorpresa también estuvo en la tribuna: el compromiso del hincha fue conmovedor. LA decepción fue Edison Flores: jugó muy por debajo del nivel mostrado durante la Eliminatoria. Me habría gustado ver más a Hurtado y un rato menos a Polo.

Gino Di Dudas
Vieja Gloria

​La sorpresa fue constatar que en el fútbol no es indispensable el triunfo para ser feliz. La decepción fue esa sarta de deplorables que exhibieron públicamente sus miserias ante las mujeres rusas. Que no vistan la blanquirroja nunca más.

2. ¿Debemos celebrar el regreso al Mundial y haber jugado de tú a tú con Dinamarca y Francia? 

Jerónimo Pimentel
Periodista

No debemos celebrar. El que gana celebra; el que pierde, aprende. Toca aprender con la tranquilidad de haber sido competitivos.

Katya Adaui
Periodista

¿Alguien lo duda?

Renato Cisneros
Periodista

Debemos celebrar haber vuelto al Mundial, haber ganado un partido después de 40 años y haber jugado con enorme entrega ante Dinamarca y Francia. No creo que haya que hacer homenajes ni gran alharaca, pero sí subrayar el mérito de una selección joven que aún no ha llegado a su techo.

Gino Di Dudas
Vieja gloria

Tenía entendido que le regreso al Mundial se celebró cuando clasificamos, noviembre del 2017. Tal vez si les hubiéramos jugado de tú y yo, como a Australia, les habríamos ganado. Celebremos la dignidad de despedirse con un 2 a 0.

3. El factor Paolo: ¿terminó siendo un beneficio o un problema su regreso?

Jerónimo Pimentel
Periodista

Sobre Paolo: creo que el regreso de Guerrero hizo que Gareca dude sobre si jugar con él como en Eliminatorias o si apostar por un estilo que le llenó el ojo en los amistosos. En todo caso, el equipo no se resintió y compitió con y sin él.

Katya Adaui
Periodista

La selección sin un capitán tan vigoroso y luchador como Paolo estaba acéfala. Su vuelta era adrenalina, orgullo y optimismo para el equipo. Su mente estaba en la cancha pero su cuerpo, no tanto, a su pesar.

Renato Cisneros
Periodista

Paolo es desequilibrante. A ojos del hincha, su regreso fue un beneficio indudable. No sé cómo se habrá vivido su incorporación en el corazón del comando técnico. Pareciera que en esa instancia ha habido tensiones.

Gino Di Dudas
Vieja gloria

Terminó siendo las dos cosas a la vez. Paolo y doña Peta lo saben.

4. ¿Qué jugador o selección fue el fiasco o la sorpresa de la primera ronda?

Jerónimo Pimentel
Periodista

La sorpresa, Croacia. No lo tenía ganando sus tres partidos luego de la pobre impresión que me dejó contra Perú. Luego, Uruguay: eso es tener jerarquía. Finalmente, México. Fiascos: Polonia y Nigeria.

Katya Adaui
Periodista

En un Mundial todo es sorpresa. Hay jugadores que han estado como carne de cañón, como Salah o Messi. CR7 anotó de todos los modos posibles. Él solo ya es un equipo. Una alegría ver a Panamá por primera vez cantando su himno y celebrando un gol. Otra sorpresa es México, con un excelente partido después de una parranda. Una locura, las selecciones de: Colombia, Islandia, Uruguay, Irán, Rusia.

Renato Cisneros
Periodista

La sorpresa, el merecido triunfo de México ante Alemania. En general, el mexicano ha sido el equipo latinoamericano más convincente de la primera fase. También Senegal fue una sorpresa agradable. El fiasco, a pesar de su clasificación a octavos de final, Argentina. Otra decepción: Polonia.

Gino Di Dudas
Vieja gloria

El fiasco, Argentina. Entre la ‘messidependencia’ y las infulas de aquellos a quienes todo les parece poco, bien merecido el susto nigeriano. La sorpresa fue Chile: a pesar de que no participaron, los competidores nunca dejaron de tenerlos presentes.​

5. ¿Quedas satisfecho con la influencia del VAR en la ‘justicia’ del fútbol en Rusia?

Jerónimo Pimentel
Periodista

El VAR va a crear otro deporte. No sé si será mejor o peor que el previo.

Katya Adaui 
Periodista

El VAR será absoluta tecnología, pero quien observa sigue siendo una persona. En esa mirada hay subjetividad. El VAR frena lo trepidante peor gana por goleada: la justicia primero, antes que el azar, la trampa o la farsa. Logró cambiar el orden de la clasificación; por lo tanto, ya alteró la historia de los Mundiales para siempre.

Renato Cisneros
Periodista

Sí. Hace años pensaba que el elemento tecnológico podía quitarle ‘humanidad’ al juego, pero lo cierto es que favorece la justicia en un deporte que adolece de ella por naturaleza.

Gino Di Dudas
Vieja gloria

La injusticia futbolística es una puñalada que nunca cura en el pecho de quien ha pisado alguna vez una cancha. Prefiero la justicia tecnológica a la mentira (escúchame Maradona). Pero al mismo tiempo prefiero el bar al VAR. Errar es humano, beber es divino.

Comments

DEJA TUS COMENTARIOS

Menu Title