Luis Miguel, el “Sol de México” que vuelve a brillar en su gira por España

3 meses ago
159 Views

Luis Miguel lo ha hecho de nuevo. Tras una serie de exitosas presentaciones en México y Estados Unidos, el ‘Sol de México’ regresa a España con una gira que empezó el pasado domingo en Madrid y lo hace brillando, haciéndonos recordar sus días de gloria.

Doce mil personas es el número que el cantante ha convocado las dos noches en que se presentó en el “Wi Center” (WiZink Center), la mayoría de ellas, seguidoras de la edad de la estrella con sombreros mexicanos y camisetas con el rostro de su ídolo.

Madrid, primera parada de Luis Miguel en su primera gira por España en 6 años, ha llegado tras su época más oscura marcada por  abandonos de conciertos, cancelaciones y escándalos por demandas, y por una especie de resurrección gracias a la serie de Netflix que recrea su vida así como de la publicación del álbum “¡México por siempre!”, 7 años después de su última entrega discográfica.

La trascendencia de ambos factores ha quedado clara en un repertorio que en su segunda parte ha sido un canto al país de adopción de Luis Miguel, con su clásico acompañamiento de mariachis, pero que en su primer tramo ha incidido con ánimo casi bibliográfico en todas sus épocas.

No puede ser casualidad, por ejemplo, que sonara “Culpable o no”, canción de 1988 que, a raíz del éxito de la serie de televisión, se convirtió en una de las cinco más escuchadas en México en las plataformas de “streaming” como Spotify.

Vestido de traje negro impoluto y luciendo un bronceado sempiterno, el astro era recibido en el escenario por un público en pie durante algunos minutos.

“Pues está mayor, pero muy bien”, comentaban entre sí algunas de las asistentes ante este divo de 48 años que ha arrancado, como en sus compromisos previos, con “Si te vas”, arropado como las estrellas melódicas de antaño, con una banda de ocho músicos, tres coristas, leds verticales y pantallón de lado a lado del escenario.

Dejando atrás los días de cancelaciones, Luis Miguel ha mostrado actitud y el temple vocal de antaño en un arranque que ha incluido también “Tú sólo tú”, “Amor, amor, amor” y “Devuélveme el amor”.

Los primeros acordes de “Por debajo de la mesa” han terminado por licuar los deseos del respetable que, en unánime señal de gusto, ha escuchado hilada después “No sé tú”, en un primer aperitivo de los boleros que lo convirtieron en el galán latino por antonomasia en la antesala del nuevo siglo.

Las agujas del reloj han retrocedido hasta el eje entre los 80 y los 90 para que sonaran en formato de popurrís vitaminados temas como “Un hombre busca una mujer” o “Cuestión de piel” primero, “Amante del amor”, “Más allá de todo”, “Fría como el viento” y “Tengo todo excepto a ti” después, con arreglos de guitarra eléctrica.

“¡Luis Miguel, Luis Miguel!”, le ha vitoreado la masa en el ecuador del espectáculo, antes de afrontar el clásico de Roberto Cantoral “La barca” o “El reloj” de Armando Manzanero en un continuo mar de brazos en alto que no ha decaído con la romántica “Hasta que me olvides”, de su disco “Aries” (1992).

Ya casi al final de un concierto de dos horas y más de 30 canciones, Luis Miguel retrocede nuevamente a sus raíces ochenteras con “No me puedes dejar así”, “Palabra de honor” y, claro, “La incondicional”, la que no puede faltar, tras el enésimo estallido hormonal cuando se ha aflojado la corbata.

En cuanto a las palabras, Luis Miguel ha dejado que fuese su sonrisa de blanco radiante la que hablara por él.

“Me dio dolor de cabeza”, ha bromeado en actitud más relajada, en chaleco y con la camisa desabrochada, tras sostener una nota durante “Contigo en la distancia”, apoyado solo por el piano, en uno de los clímax de la noche y justo antes de la aparición de 14 mariachis que han revolucionado del todo el recinto.

Con ellos ha abordado el último tramo, en el que han sonado tres canciones de su último disco, “La fiesta del mariachi”, “Llamarada” y “El balajú / Huapango”, así como otro clásico ineludible, “La bikina”, rediviva como él gracias a la reciente versión del concurso Operación Triunfo, algo que no ha pasado sin efecto esta noche.

En esa algarabía se ha alcanzado la medianoche, a tiempo para “Sabes una cosa” y los bises habituales con canciones como “Decídete”, “La chica del bikini azul” y, cómo no, “Cuando calienta el sol”, que, en el caso del astro rey mexicano, volverá a salir mañana en Madrid para un segundo concierto.

La gira española continuará en ciudades como Sevilla, Murcia, Málaga y Valencia.

Fuente: (El Comercio/EFE)

Comments

DEJA TUS COMENTARIOS

Menu Title